10 de Septiembre- Día Mundial de la Prevención del Suicidio

Con llamar «cobarde» al suicida, no se ha aclarado ninguna interpretación psicológica del suicidio.

El comunicado de prensa número 422/20 expedido el 08 de septiembre del 2020 sobre las estadísticas a propósito del Día Mundial para la Prevención del Suicidio (INEGI) señala que, en México, del total de fallecimientos ocurridos en 2018 (705 149), reportan que 6 710 fueron por lesiones autoinfligidas, lo que representa una tasa de suicidio de 5.4 por cada 100 mil habitantes. En 2017, ésta se encontró en 5.2 por cada 100 mil habitantes. Con respecto al sexo de los fallecidos por lesiones autoinfligidas, prevalecen los casos en hombres, quienes tienen una tasa de 8.9 fallecimientos por cada 100 mil hombres (5 454), mientras que esta situación se da en 2 de cada 100 mil mujeres (1 253).

Las muertes por lesiones autoinfligidas se concentran en el grupo de 30 a 59 años con 46%; le sigue el grupo de jóvenes de 18 a 29 años con 34%, y las niñas, niños y adolescentes de 10 a 17 años con 10 por ciento.

Cada suicidio es una tragedia que afecta a familias, comunidades y países y tiene efectos duraderos para los allegados del fallecido

(Martin, C. y Gómez, E., 2017).

El suicidio, desde diferentes perspectivas ha sido descrito por el teólogo y el moralista como un pecado, o como la pérdida de un desesperado en la fe de Dios. De esta manera se concibe a la persona como alguien que no se ama a sí misma, ya que no quiere conservarse sino “destruirse”. Esto equivale a un juicio moral y valorativo que no dice nada acerca de cómo debe entenderse el problema.

También se ha dicho que quien comete suicidio es un cobarde que quiere huir y desertar a veces de sus responsabilidades o de la propia incapacidad por soportar la vida.

Entre la cobardía, la falta de fe en Dios, y la ausencia de amor propio, se ha esgrimido la situación del suicidio como algo inherente a la propia persona, y que ella y sólo ella, debe de cambiar aquello que vive. Resulta entonces que la noción del suicidio sigue unida a una consideración de orden moral, pero no brota al interés puro de la interpretación del suicido como acto humano, sea o no “éticamente digno”. Caba, P. (s.f.)

Con cada mito se intentan justificar determinadas actitudes de quienes los sustentan, las que se convierten en un freno para la prevención de esta causa de muerte (Pérez, S., 2005).

Mito 1. El que se quiere matar no lo dice. Criterio equivocado, pues conduce a no prestar atención a las personas que manifiestan sus ideas suicidas o amenazan con suicidarse.

Criterio científico: de cada diez personas que se suicidan, nueve de ellas manifestaron claramente sus propósitos y la otra dejó entrever sus intenciones de acabar con su vida.

Mito 2. El que lo dice no lo hace. Criterio equivocado, ya que conduce a minimizar las amenazas suicidas, que pueden considerarse erróneamente como chantajes, manipulaciones, alardes, etc.

Criterio científico: todo el que se suicida expresó lo que ocurriría con palabras, amenazas, gestos o cambios de conducta.

Mito 3. Los que intentan suicidarse no desean morir, sólo hacen el alarde. Criterio equivocado, porque condiciona una actitud de rechazo a quienes intentan contra su vida, lo que entorpece la ayuda que estos individuos necesitan.

Criterio científico: aunque no todos los que intentan el suicidio desean morir, es un error tildarlos de alardosos, pues son personas a las cuales les han fracasado sus mecanismos útiles de adaptación y no encuentran alternativas, excepto el intentar contra su vida.

Mito 4. Si de verdad se hubiera querido matar, se hubiera tirado delante de un tren. Éste es un criterio equivocado que refleja la agresividad que generan estos individuos en aquellos que no están capacitados para abordarlos.

Criterio científico: todo suicida se encuentra en una situación ambivalente, es decir, con deseos de morir y de vivir. El método elegido no refleja los deseos de morir de quien lo utiliza, y proporcionarle otro de mayor letalidad es calificado como un delito de auxilio al suicida (ayudarlo a que lo cometa), penalizado en el Código Penal vigente.

¿Cuál es la realidad acerca de esta problemática?

Desde una aproximación de salud, el suicidio es definido como la diversidad de comportamientos que incluyen pensar en el suicidio (ideación), planificar el suicidio (planificación), intentar el suicidio (intento que no causa la muerte) y cometer suicidio propiamente dicho (OMS, 2014). En el comportamiento suicida operan una diversidad de factores de protección y de riesgo, en los que se involucran una serie de aspectos intrínsecos, sociales y comunitarios de la persona. Algunos de los factores de riesgo más importantes de acuerdo con la OMS (2014) son: el intento de suicidio, los trastornos mentales, el consumo nocivo de alcohol, la pérdida de trabajo o financiera, la desesperanza, el dolor crónico, y los antecedentes familiares de suicidio (Domínguez, D., Hermosillo, A. y Vacio, M., 2016).

La depresión y los factores psicosociales relacionados con el suicidio hace necesaria una mayor comprensión del problema no sólo desde una perspectiva psicológica, sino desde un abordaje multidisciplinario que permita generar políticas públicas, leyes y protecciones para las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad; y que las intervenciones que puedan hacerse acerca de ello, sean estrictamente hechas a la par de la evidencia científica y la protección de los Derechos Humanos.

Domínguez, D., Hermosillo, A. y Vacio, M. (2016). Efecto de los factores de protección y de riesgo sobre el comportamiento suicida en estudiantes de Psicología. Investigación y Ciencia de la Universidad Autónoma de Aguascalientes 24(69), 73-80.

Pérez, S. (2005). Los mitos sobre el suicidio. La importancia de conocerlos. Revista Colombiana de Psiquiatría, 34(3), 386-394.

Pedro, C. (s.f.). Teoría del suicidio. Para una antropología filosófica. Revista Institucional. Recuperado de https://revistas.upb.edu.co/index.php/revista-institucional/article/view/3729Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2020). Estadísticas a propósito del día mundial para la prevención del suicidio datos nacionales. Recuperado de https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2020/suicidios2020_Nal.pdf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: